Hoy abierto: 09:00-13:30, 16:30-20:00
Mañana abierto: 09:00-13:30, 16:30-20:00

¿TIENES EL COLESTERO ALTO?

Las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de muerte en los países occidentales.

Uno de los factores que influyen  a la hora de  sufrir un problema de este tipo es el aumento de los niveles de colesterol en sangre (hipercolesterolemia).

-¿Qué es el colesterol?

El colesterol es un tipo de grasa que circula por la sangre y que interviene en muchos procesos del organismo. Gracias a él, se sintetizan o fabrican algunas hormonas. Además, el colesterol es necesario para la digestión de las grasas e interviene en la formación de ácidos biliares o bilis. También forma parte de todas las membranas celulares del organismo.

Sin embargo, como hemos dicho, unos niveles altos de colesterol en la sangre son un factor de riesgo en enfermedades cardio-vasculares como embolias, trombosis, etc.

Se habla de hipercolesterolemia cuando existen niveles de colesterol por encima del valor normal. Los valores de referencia varían según los autores o estudios, pero se puede hablar de hipercolesterolemia cuando existe un nivel de colesterol total superior a 200-220 mg/ml.

 El colesterol que existe en nuestro cuerpo es el resultado, por una parte, del colesterol producido por nuestro propio organismo y por otra, del que nos llega a través de la alimentación, fundamentalmente de los productos de origen animal.

Podemos distinguir 2 tipos de dislipemias:

- Primarias o de causa genética: se producen como consecuencia de mutaciones en los genes que intervienen en la síntesis o metabolismo de las lipoproteínas que producen concentraciones de lípidos muy elevadas.

A pesar de que un estilo de vida saludable es aconsejable en todos los casos, éste tipo de dislipemia no es modificable.

 -Secundarias o adquiridas: se producen como consecuencia de factores ambientales, fármacos, distintas patologías o por hábitos no saludables del paciente, por lo que pueden corregirse parcial o totalmente eliminando o controlando los factores causantes.

¿Qué significa colesterol “bueno” o “malo”?

 Para ser transportado por la sangre, el colesterol utiliza unas partículas especiales llamadas lipoproteínas. Existen varios tipos de estas partículas especiales:

 Unas se conocen como LDL-colesterol, popularmente conocido como "colesterol malo" porque es el que tiende a depositarse en las paredes de los vasos sanguíneos. Esta forma de colesterol tiende a aumentar cuando se come mucha grasa de origen animal, quesos grasos, o embutidos.

Por otro lado está el HDL-colesterol, que actúa contrariamente al anterior, favoreciendo la movilización del colesterol sanguíneo. Sus niveles aumentan con el ejercicio físico, dieta rica en fibra y baja en grasa animal.

                                    

¿Debemos controlar nuestros niveles de colesterol en sangre?

En general, las dislipemias son asintomáticas, sin embargo, son un factor directo en la aparición de episodios cardiovasculares.

Por ello, es importante controlar periódicamente las cifras de colesterol en sangre. Este control analítico es fácil y rápido y puede realizarse en la oficina de farmacia mediante un sencillo pinchazo.

El farmaceútico  valorará la situación de cada paciente en función de sus hábitos, sus niveles de colesterol  en sangre y la presencia de otros factores de riesgo.

En función de los resultados, le recomendaremos al paciente una serie de hábitos saludables, cambios en la dieta y ejercicio. En determinados casos, se puede valorar la utilización de un complemento alimenticio o nutracéutico

Si lo considera necesario,el farmaceútico le derivará a su médico de atención  primaria.( Entre los fármacos más usados en casos de hipercolesterolemia se encuentran las estatinas,la ezetimiba,o los fibratos.)

Desde la farmacia comunitaria, se siguen los siguientes criterios de derivación al médico, consensuados con atención primaria:

-Pacientes con CT ≥250 mg/dL.

-Pacientes con CT ≥200 mg/dL y algún FRCV añadido (tabaquismo, HTA, obesidad, síndrome metabólico, antecedentes de ECVA precoz en familiares de primer grado

1.Medidas higiénico-dietéticas:

 Independientemente de nuestros niveles de colesterol y de la necesidad de iniciar un tratamiento farmacológico, es muy recomendable seguir una serie de consejos como controlar el peso y practicar regularmente ejercicio físico de forma moderada. Además es aconsejable moderar también el consumo de alcohol, suprimir el tabaco,

La dieta mediterránea constituye un pilar importante en la prevención de la hipercolesterolemia

Evitar  dietas hipercalóricas con alto contenido en grasas y/o carbohidratos simples

Reducir las grasas saturadas, limitando las carnes procesadas y embutidos. Retirar la grasa visible antes de su cocinado.

Recomendar el consumo de pescado, especialmente el azul (sardina, salmón, atún, caballa, jurel, etc.).

 Reducir al máximo la ingesta de grasas trans, presentes fundamentalmente en los precocinados y bollería industrial.

 Fomentar el consumo variado de frutas y verduras y de alimentos ricos en fibra alimentaria como legumbres, cereales integrales y frutos secos.

  Limitar al máximo el consumo de bebidas azucaradas

 Fomentar la utilización de aceite de oliva, especialmente virgen.

Evitar los azúcares refinados

Promover una adecuada higiene del sueño, con un descanso nocturno de 7 a 8 horas.

Es muy recomendable realizar actividades aeróbicas de intensidad moderada que utilicen amplios grupos musculares durante largos períodos de tiempo, como puede ser caminar, ir en bicicleta, bailar, nadar, jardinería, etc. En general, es más recomendable realizar una actividad física moderada que otra intensa y concentrada. Los efectos positivos del ejercicio físico se consiguen si se realizan con un hábito diario y con una duración de al menos 30 minutos al día.

2. Nutracéuticos: Muchos complementos alimenticios o suplementos dietéticos pueden ser considerados nutracéuticos, en tanto que sean de origen natural y cumplan los requisitos anteriores para ser considerados como nutracéuticos.

-Fitoesteroles: Se encuentran principalmente en los aceites vegetales y en menor cantidad en la fruta fresca, frutos secos, cereales y leguminosas.

-Ácidos grasos Omega3: Fundamentalmente se encuentran en el pescado azul

- Levadura roja de arroz, se trata de un producto obtenido a partir de una levadura (Monascus purpureus Went.), que crece sobre este cereal. Entre sus componentes destaca la monacolina K, es originaria de China,donde su uso se documenta desde el año 800 a.c.

  • Existe una descripción detalla da de su fabricación en una antigua farmacopea china publicada durante la dinastía Ming (1368-1644).
  • Se vendía en forma de bebida para tratar problemas circulatorios y estomacales.
  • Las investigaciones demuestran que el arroz de levadura roja, en concreto  el principio activo monacolina K, inhibe la acción de la HMG Co A (responsable de la formación del colesterol) y reduce la producción de apolipoproteina VLDL(enzima encargada de del transporte de triglicéridos en sangre, contribuyendo a mantener los niveles adecuados de colesterol LDL.

Si bien el suplemento, por lo general, se considera seguro, puede tener los mismos efectos secundarios que los medicamentos con estatinas para el colesterol, debido a que comparten el mismo mecanismo de acción:

. No debe usarse durante embarazo ni lactancia

. Evitar el alcohol

. Consultar siempre al médico o farmacéutico su uso junto con otros medicamentos o productos fitoterápicos

-Policosanoles: mezcla de alcoholes alifáticos, obtenido de la caña de azúcar (Saccharum officinarum L.), además de modular dicha enzima, aumenta la actividad de los receptores LDL y tiene un efecto antioxidante y antiagregante.

En diferentes estudios se ha observado una disminución media, de los niveles de colesterol (22% del colesterol total y 29% del LDL) y una disminución del 22% de los triglicéridos, tras tomar durante 2 meses un producto compuesto por: levadura roja de arroz con un contenido diario de 10 mg monacolina K y 14 mg de policosanol extraído de la caña de azúcar. La combinación de la monacolina K y el policosanol se plantean como una opción en pacientes con riesgo cardiovascular bajo o moderado

Como hemos visto,existen múltiples alternativas para tratar de disminuir nuestros niveles de colesterol,según cada caso.

En la farmacia podemos asesorarte

Consúltanos!

Beatriz Ruíz. Farmacéutica comunitaria

Escribe un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de Privacidad de Google y los Términos de Servicio.
*Campos obligatorios

Listado de categorías